fbpx
México

El documental “Slow Fashion” denuncia la apropiación cultural

El primer documental de Eme Eidson, “El Barrio”, que analiza la vida en el barrio Tepito de la Ciudad de México, ganó el premio al Mejor Documental y el Premio Founder’s Choice en el Festival Internacional de Cine y Video Independiente de Nueva York y al Mejor Documental en el Festival de Cine de Los Ángeles. Su documental sobre mujeres tejedoras en Chiapas que sacan a sus familias y comunidades de la pobreza con préstamos de microcrédito, “No Son Invisibles: Maya Women and Microfinance”, presentó al ganador del Premio Nobel Muhammad Yunus del Grameen Bank. Se proyectó en los festivales de cine de Cannes, Torino, Roma, Guadalajara, Teherán, Seattle Latino, Del Rey Beach y Dubai y fue nominado al Premio de la Academia por el Festival de Derechos Humanos de Washington DC.

El inspirador documental más reciente de Eidson, “Slow Fashion”, aborda la apropiación cultural y la sostenibilidad en la industria de la moda. Fue filmada en Oaxaca, India y Laos.

El documental más reciente de Eidson fue filmado en Oaxaca, India y Laos.

La película comienza con un notorio incidente de 2015 que provocó indignación generalizada en México, cuando la diseñadora francesa Isabel Marant fue criticada por plagiando un bordado tradicional huipil diseño creado por tejedores Mixe de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca. Luego, otra empresa de moda francesa, Antik Batik, demandó descaradamente a Marant por infracción de derechos de autor sobre ese diseño y piezas similares. En diciembre de 2015, un tribunal francés brindó una pequeña medida de justicia al dictaminar que ni Marant ni Antik Batik podían proteger los diseños de huipiles, ya que son un artefacto cultural del pueblo mixe. Después del fallo judicial, las protestas frente a su tienda de Nueva York y la vergüenza en las redes sociales, Marant se disculpó y dejó de vender la blusa. Sin embargo, no proporcionó ninguna compensación a la comunidad mixe.

“Isabel Marant todavía tiene que dar un porcentaje de sus ganancias a los tejedores como compensación por el uso de sus diseños. Las mujeres todavía no reciben nada”, señaló Eidson. “Ella toma repetidamente diseños tradicionales de varias partes de México, los cambia ligeramente y luego los vende en sus tiendas en Europa y Estados Unidos por 400 dólares o más. Mientras tanto, los diseños tradicionales hechos a mano por las tejedoras mixes de Tlahuitoltepec se venden por sólo 400 pesos (22 dólares estadounidenses) en los mercados de Oaxaca”.

Te puede interesar:  ¡La pelea de Taylor Swift y Scooter Braun será un documental!

“Ella no contrata a mujeres mexicanas para coser estos diseños a mano”, continuó Eidson. “Para empeorar las cosas, las imitaciones hechas a máquina en China terminan en México, en los propios mercados de las mujeres indígenas, vendiéndose por mucho menos. Estas mujeres tienen que competir con imitaciones chinas baratas de sus propios diseños. Sus diseños viajan por todo el mundo de una manera que no les reporta ningún beneficio y les perjudica económicamente”.

Isabel Marant volvió a ser noticia en 2020 cuando la Ministra de Cultura de México, Alejandra Frausto Guerrero, la acusó de “tomar prestado” otro diseño del pueblo purépecha de Michoacán. “Esta práctica no sólo es poco ética sino también inmoral”, afirmó Eidson. “Estas mujeres talentosas muchas veces no tienen agua corriente ni electricidad, ¿y les vas a robar? Los diseños son como el oro; sin ellos, la camiseta pierde casi todo su valor. Diseñadores como Marant están haciendo una fortuna con estos preciosos diseños históricos que no les pertenecen”.

Eidson argumenta de manera convincente que es posible y necesario otorgar crédito y compensación a las comunidades indígenas.

El incidente de 2015 motivó al congreso de Oaxaca a declarar los diseños y el lenguaje tradicionales de la comunidad mixe como Patrimonio Cultural Inmaterial según las directrices de la UNESCO. Esta decisión de reconocer el bordado mixe como patrimonio cultural es un paso simbólico importante, pero lamentablemente no es jurídicamente vinculante. Los tejedores sólo pueden esperar que esto sea suficiente para disuadir más robos de sus diseños. Se necesita un estándar industrial reconocido internacionalmente y con fuerza legal, sostiene Eidson.

Varios otros diseñadores de alto nivel están acusados ​​de prácticas similares. En octubre de 2022 la marca de lujo estadounidense Ralph Lauren se disculpó luego de que Beatriz Gutiérrez, esposa del presidente López Obrador, señalara la apropiación por parte de la empresa de los diseños de Contla y Saltillo. México también ha presentado denuncias contra marcas líderes de “moda rápida” como Zara, Anthropologie, Shein y Mango.

Te puede interesar:  25 años de formación de profesionales de la comunicación en la Universidad Única

Después de ilustrar el alcance de la explotación, Eidson ofrece ejemplos de lo que pueden lograr actores responsables, inclusivos y sostenibles en la industria de la moda. El documental se traslada de México a Laos, donde conocemos a Nancy Takayama, profesora y activista de la moda sostenible que trabaja con comunidades de artesanos y tejedores laosianos. Explora formas de colaboración con conciencia social, creyendo que los diseñadores no deberían simplemente tomar la herencia de los artesanos (sus diseños) sino proporcionar algo concreto a cambio, como regalías.

En Jaipur, India, nos presentan a Mireia López, una ecodiseñadora progresista de la ciudad de Nueva York que demuestra cómo respetar a los artesanos trabajando de manera justa y equitativa. “Ella es como una guerrera”, dijo Eidson, “por la justicia social y la sostenibilidad ambiental”.

Eidson argumenta de manera convincente que es posible y necesario dar crédito y compensación a las comunidades indígenas cuyos diseños brindan una “inspiración” tan clara a los diseñadores de moda. Dada la enorme disparidad económica entre las comunidades locales de origen y las empresas globales que se están apropiando de sus diseños, sostiene, se convierte en una cuestión no sólo de derechos colectivos de propiedad intelectual sino también de derechos humanos.

Eidson está encantado con la acogida positiva que ha tenido el Slow Fashion. Después de su estreno en el Festival Internacional de Derechos Humanos: Este mundo humano en Viena, Austria, en diciembre pasado, las escuelas europeas lo distribuyeron ampliamente. También se proyectó en el Festival de Cine de Manhattan en junio pasado y posteriormente fue adquirida por Docsville y la Cooperativa de Cineastas de Nueva York. Además, ha ganado varios premios: el Premio al Mérito de los Impact Doc Awards por Temas Contemporáneos/Concienciación, el Premio de Reconocimiento por la Liberación/Justicia Social/Protesta/Temas Contemporáneos/Concienciación del Accolade Global Film Competition y el Premio de la Academia Verde. Premio obtenido.

Te puede interesar:  'Let It Be', el documental de The Beatles de 1970, estará disponible en Disney+

“Cambiar la conciencia sobre los diseños culturales en la moda: ese es el impacto que me gustaría que tuviera la película”, dijo Eidson.

El próximo proyecto de Eidson, titulado “La gran metamorfosis”, es una serie de cortometrajes documentales centrados en líderes de proyectos ambientales en todo el mundo. “Me atraen las personas que están abordando la crisis existencial global del cambio climático”, explicó Eidson. “La idea es crear una red móvil que conecte a líderes ambientalmente conscientes y sus seguidores en las redes sociales, regenerando así los sistemas de la Tierra y transformando el comportamiento de las personas para evitar una catástrofe”.

La mejor manera de ver Slow Fashion es en www.docsville.com. Obtenga más información sobre la película y los problemas que plantea en www.slowfashionfilm.com. Eidson también lo invita a compartir sus pensamientos con el cineasta en https://www.slowfashionfilm.com/contacto, y puedes seguirla en Instagram: eme3studio o Facebook: Eme Eidson.

Ann Marie Jackson, radicada en San Miguel de Allende, es una escritora y líder de una ONG que anteriormente trabajó para el Departamento de Estado de Estados Unidos. Su novela “The Broken Hummingbird” se publicará en octubre. Puede comunicarse con Ann Marie a través de su sitio web, annmariejacksonautor.com.

ULTIMA FUENTE

Somos un sitio web de noticias nacionales e internacionales que tiene como objetivo proporcionar información precisa, confiable y actualizada sobre una amplia variedad de temas. Nuestro enfoque principal es brindar a nuestros lectores una visión completa de los acontecimientos más relevantes que ocurren tanto en México como en el resto del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No cuentas con el permiso para copiar el contenido de la web.