fbpx
Economía

Una mirada a por qué muchas mujeres se someten a la congelación de óvulos y los costos asociados con ello

Lynn Curry, enfermera practicante de Huntsville Reproductive Medicine, PC, saca embriones congelados de un recipiente de criopreservación para FIV, en Madison, Alabama, EE. UU., el 4 de marzo de 2024.

Roselle Chen | Reuters

A medida que aumentan las batallas legales sobre los derechos reproductivos en Estados Unidos, un área que podría verse afectada es la congelación de óvulos.

En febrero, la Corte Suprema del estado de Alabama dictaminó que todos los embriones creados mediante fertilización in vitro son considerados niños. Este fallo podría tener ramificaciones de gran alcance en materia de responsabilidad civil y penal para las clínicas de fertilidad y sus pacientes. Sólo en Estados Unidos se almacenan más de 1 millón de óvulos y embriones congeladossegún la empresa de biotecnología de fertilidad TMRW Life Sciences.

Las mujeres que optan por someterse a procedimientos de tecnología reproductiva, como la congelación de óvulos, se enfrentan a un largo camino plagado de obstáculos. A continuación presentamos un vistazo a las fuerzas impulsoras detrás de la congelación de óvulos y los costos financieros, sociales y emocionales que conlleva, basado en experiencias personales de mujeres de todo el país.

La 'brecha de apareamiento': ¿Qué está impulsando la congelación de óvulos?

Existe la idea de que la mayoría de las mujeres que posponen la maternidad lo hacen para centrarse en otros aspectos de sus vidas, como sus carreras. Según Marcia Inhorn, profesora especializada en antropología médica en la Universidad de Yale, ese ya no es el caso.

“La mayoría de las mujeres que congelan sus óvulos lo hacen porque no han encontrado pareja. A eso lo llamo brecha de apareamiento: la falta de parejas elegibles, educadas e iguales”, dijo Inhorn, autora el año pasado del libro “Motherhood on Ice”. : La brecha en el apareamiento y por qué las mujeres congelan sus óvulos”, dijo a CNBC.

Este problema surge del hecho de que hoy en día las mujeres reciben educación superior en mayor proporción que los hombres. Inhorn señaló que las mujeres están superando a los hombres en la educación superior en el 60% de los países, y que solo en Estados Unidos hay un 27% más de mujeres que hombres en la educación superior.

“El resultado es que, para las mujeres con un alto nivel educativo en Estados Unidos y en edad reproductiva (entre 20 y 39 años), literalmente hay millones de hombres con educación universitaria”, añadió Inhorn.

Te puede interesar:  Los deportes profesionales en Las Vegas no son aplaudidos por todos

Otra razón por la que las mujeres congelan sus óvulos es la sensación de empoderamiento que les brinda el procedimiento. Fundamentalmente, Inhorn cree que esta libertad que permite la congelación de óvulos es lo que en última instancia atrae a mujeres cada vez más jóvenes al procedimiento.

“Te da un pequeño respiro, un poco de tiempo extra”, dijo.

Esta afirmación es una que los endocrinólogos reproductivos y especialistas en fertilidad, los Dres. Nicole Noyes y Aimee Eyvazzadeh están de acuerdo.

Noyes, que trabaja en la industria de la fertilidad desde 2004 y reside en Nueva York, ha observado un cambio notable en las edades y actitudes de sus pacientes en las últimas dos décadas. Al principio, sus pacientes tendían a ser mayores, de unos 40 años, y veían la congelación de óvulos como un procedimiento de último recurso mientras se acercaban al final de sus vidas reproductivas. Ahora, mujeres de veintitantos años vienen a ver a Noyes.

Eyvazzadeh, que también ha trabajado en este campo durante 20 años y vive en California, ha notado una tendencia hacia pacientes más jóvenes que eligen congelar sus óvulos mientras están en su momento más viable.

Este es el caso de la influencer de las redes sociales Serena Kerrigan, que recientemente cumplió 30 años. A pesar de estar en una relación, la congelación de óvulos fue un procedimiento que emprendió voluntariamente mientras se concentraba en hacer crecer su negocio, le dijo a CNBC.

Kerrigan, que tiene más de 800.000 seguidores entre Instagram y TikTok y reside en Nueva York, comenzó a compartir su viaje hacia la congelación de óvulos el año pasado. Quería eliminar parte del estigma en torno a la congelación de óvulos y brindarles a sus seguidores una mirada interna al arduo proceso.

Kerrigan pagó todos sus procedimientos por su cuenta, le dijo a CNBC, y recientemente se asoció con su clínica, Spring Fertility, para donar una ronda de congelación de óvulos a una de sus seguidoras. Con el tiempo, espera que la congelación de óvulos pueda ser menos estigmatizada.

“Hay una capa de vergüenza o tabú que en realidad no entiendo. Para mí, esto es ciencia, y es increíble, y es un gran avance”, dijo. “Esta es una manera de devolver el poder a las mujeres y tener el control de sus vidas”.

Los beneficios son altos, pero también lo son los costos.

Si bien los beneficios de la congelación de óvulos son ciertamente enormes, también lo son los costos asociados.

Te puede interesar:  Waller de la Fed quiere más evidencia de que la inflación se está enfriando antes de recortar las tasas de interés

El precio promedio de un solo ciclo de congelación de óvulos en los EE. UU. es de $11,000. Muchas mujeres necesitan múltiples ciclos de congelación de óvulos, especialmente a medida que envejecen y la cantidad y calidad de los óvulos comienzan a deteriorarse. Eso sin mencionar los cargos adicionales como medicamentos hormonales y tarifas anuales de almacenamiento, que podrían rondar los $5,000 y $2,000 respectivamente.

La entrenadora de salud nutricional Jenny Hayes Edwards congeló sus óvulos en 2010 a los 34 años y fue una de las primeras mujeres en los EE.UU. someterse al procedimiento. A pesar de que todavía se considera un procedimiento “experimental” en los EE. UU., Hayes Edwards estaba segura de que quería intentarlo. Ella no estaba saliendo con nadie en ese momento y estaba “trabajando como loca” mientras dirigía su negocio de restaurantes en Colorado.

Pero los altos costos fueron su principal obstáculo. Sus restaurantes se habían visto afectados después del colapso financiero de 2008, cuando muchos consumidores comenzaron a renunciar a sus costosas vacaciones de esquí en Colorado.

Hayes Edwards recuerda que fue una decisión difícil de tomar. Pero su madre finalmente ayudó a convencerla a favor del procedimiento.

“Es sólo dinero, y la oportunidad que podrías estar perdiendo es mucho mayor”, recuerda Hayes Edwards que le dijo su madre. “Estaba muy agradecida de que ella me llevara al límite”.

Pudo reunir los $15,000 necesarios agotando al máximo una tarjeta de crédito, vendiendo algunas joyas y liquidando un bono de su herencia.

Hayes Edwards ahora tiene una hija sana de tres años, concebida casi una década después de congelar sus óvulos, y todavía agradece el tiempo extra que la congelación de óvulos le permitió conocer a su ahora esposo.

Beneficios para el empleador

En los últimos años, los servicios de congelación de óvulos, fertilidad y planificación familiar se han vuelto cada vez más surgieron como beneficios para los empleadores, especialmente entre las empresas de tecnología. A Estudio de 2021 de Mercer mostró que el 42% de las grandes empresas (aquellas con al menos 20.000 empleados) cubrieron servicios de fertilización in vitro en 2020, frente al 36% en 2015. El diecinueve por ciento de estas empresas tenía beneficios de congelación de óvulos, más del triple del 6% que ofrecía estos beneficios en 2015.

Te puede interesar:  El alejamiento global de las políticas de libre mercado preocupa a los economistas

Michelle Parsons decidió congelar sus óvulos ya que el procedimiento se le ofrecía a través de su trabajo. Las diversas empresas de tecnología para las que ha trabajado Parsons han ofrecido entre 10.000 y 75.000 dólares en beneficios de fertilidad.

Parsons, que es lesbiana, siempre supo que quería congelar sus óvulos y llevó a cabo el procedimiento mientras trabajaba en Match Group como directora de producto de la aplicación de citas Hinge. En ese momento, ni ella ni su expareja estaban preparados para tener hijos, pero era un incentivo financiero que Parsons no quería perderse.

Además de los óvulos, Parsons también optó por congelar sus embriones fertilizados con éxito como otra copia de seguridad. Los embriones congelados tienen una probabilidad mucho mayor de ser descongelados viablemente. De hecho, la búsqueda de Parsons de un donante de esperma provocó una de las funciones más utilizadas en la aplicación Hinge: las indicaciones de voz.

“Cuando empezamos a escuchar todas estas grabaciones de voz de posibles donantes de esperma, se me encendió la bombilla en la cabeza y pensé, guau, esto es lo que falta en las citas en este momento”, dijo Parsons a CNBC. “Debido a que la voz te da tantos matices de personalidad, humor, vibra… terminamos creando esa función llamada indicaciones de voz en Hinge y fue un gran éxito que llevó a un rápido crecimiento para Hinge y se volvió viral en TikTok”.

Aun así, Parsons notó que la congelación de óvulos afectaba su vida profesional y personal de otras maneras.

“Tienes que inyectarte hormonas durante dos semanas. Tienes que comer de manera diferente. Realmente no quieres estar en entornos sociales. No puedes beber. Hay muchas otras ramificaciones en torno a pasar por ese proceso, incluso aunque sabemos que será por un mes y luego se acabará”, dijo.

El proceso tampoco garantiza el éxito.

Evelyn Gosnell se sometió a su primera extracción de óvulos cuando tenía 32 años, seguida de dos ciclos adicionales a los 36 y 38 años. Para cuando estuvo lista para tener hijos con su ahora pareja, la científica del comportamiento con sede en Nueva York tenía muchos óvulos congelados listos. Pero no recibió embriones viables y normales después de que sus óvulos fueron descongelados y fertilizados.

ULTIMA FUENTE

Somos un sitio web de noticias nacionales e internacionales que tiene como objetivo proporcionar información precisa, confiable y actualizada sobre una amplia variedad de temas. Nuestro enfoque principal es brindar a nuestros lectores una visión completa de los acontecimientos más relevantes que ocurren tanto en México como en el resto del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No cuentas con el permiso para copiar el contenido de la web.