fbpx
México

Manifestantes irrumpen brevemente en el Palacio Nacional de la Ciudad de México

Los estudiantes que protestaban por el secuestro y presunto asesinato de 43 estudiantes en Guerrero en 2014 utilizaron una camioneta para romper puertas de madera en el Palacio Nacional mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador hablaba en una conferencia de prensa dentro del edificio histórico el miércoles por la mañana.

Imágenes de video muestran a hombres jóvenes, supuestamente estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en Guerrero, empujando un vehículo de la Comisión Federal de Electricidad contra las puertas de una entrada del Palacio Nacional en la calle Moneda en el centro histórico de la Ciudad de México.

Manifestantes ingresan al Palacio Nacional de México después de irrumpir en una entrada
Mientras los manifestantes entraban en la residencia presidencial tras la irrupción, la policía militar los detuvo antes de llegar al Salón del Tesoro, donde el presidente López Obrador estaba dando una conferencia de prensa. (Cuartoscuro)

El Palacio Nacional es a la vez la residencia oficial y la oficina de trabajo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Los 43 desaparecidos en 2014 eran estudiantes de la normal de Ayotzinapa. Hasta la fecha sólo se han encontrado los restos de tres.

Los manifestantes rompieron dos puertas de madera y, aunque algunos de los hombres supuestamente ingresaron al Palacio Nacional, ninguno logró llegar al Salón de Hacienda, donde López Obrador hablaba con los periodistas en su conferencia de prensa matutina. mañanera.

Personal del gobierno bloqueó esa habitación. Afuera del Palacio Nacional, las autoridades utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Consultado sobre el incidente, López Obrador dijo que el gobierno no “reprimirá” la protesta.

“Lo que queremos es saber la verdad [about] la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa en 2014”, dijo.

El presidente de México, López Obrador, en una conferencia de prensa el 6 de marzo de 2024.El presidente de México, López Obrador, en una conferencia de prensa el 6 de marzo de 2024.
En su conferencia de prensa de este miércoles, el presidente López Obrador dijo que se han logrado avances en el contencioso caso Ayotzinapa 43. Pero al presidente se le está acabando el tiempo para cumplir su promesa de resolver el caso antes de dejar el cargo este año. (Presidencia)

“Lo vamos a lograr y vamos a encontrar a los jóvenes”, dijo López Obrador.

No expresó gran preocupación por las puertas dañadas, diciendo que serán reparadas y que “no habrá problema”.

Te puede interesar:  La Ciudad de México acogerá la Final Four de la Kings League Américas el 4 de mayo

El presidente afirmó que los manifestantes pretendían “provocar” al gobierno. Afirmó que estaban “siendo manipulados” por grupos opuestos a su administración.

“No queremos confrontación, estamos avanzando en la investigación”, dijo López Obrador, cuyo gobierno publicó en septiembre pasado un nuevo informe sobre el caso Ayotzinapa, que ya lleva casi una década.

La organización de derechos humanos Centro Prodh, que ha proporcionado abogados a las familias de los estudiantes desaparecidos, dijo en las redes sociales que “padres y madres no están siendo 'manipulados' por el @CentroProdh” ni por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

“Tienen autoridad sobre su proceso”, dijo la ONG en la plataforma de redes sociales X. Dijo que “lamentó” que “la protesta de algunos jóvenes escalara” hasta derribar las puertas del Palacio Nacional.

Antes de esa publicación, el Centro Prodh brindó un “contexto” a los hechos ocurridos el miércoles por la mañana. Dijo que el ejército, sospechoso desde hace mucho tiempo de estar involucrado en la desaparición de los estudiantes, se niega a entregar los documentos pertinentes y que ha habido una “ausencia de reuniones” con el presidente durante meses.

La ONG también afirmó que existe un “intento gubernamental de dividir a las familias” de los estudiantes.

“… Instamos al restablecimiento de un diálogo respetuoso supervisado por autoridades internacionales de derechos humanos”, dijo el Centro Prodh.

López Obrador dijo que los abogados y asesores de las familias de los estudiantes “no le permitían” hablar con los padres, pero destacó que su gobierno estaba dispuesto a reunirse con ellos.

Padres de 43 víctimas del secuestro de Ayotzinapa protestan en el Senado de MéxicoPadres de 43 víctimas del secuestro de Ayotzinapa protestan en el Senado de México
Aunque tiene casi una década, el caso sin resolver todavía genera protestas, como ésta el mes pasado en el Senado de México por parte de los padres de las víctimas. (Galo Cañas/Cuartoscuro)

Millones de mexicanos han participado en cientos de protestas desde que los 43 estudiantes desaparecieron en Iguala, Guerrero, la noche del 26 de septiembre de 2014. Las protestas que involucran a estudiantes actuales de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa en ocasiones se han tornado violentas.

Te puede interesar:  Aeropuerto de Guadalajara se expande en busca de convertirse en centro de operaciones en el oeste de México

En los últimos tiempos, algunos han mantenido una sentada de protesta en el Zócalo, la plaza principal de la Ciudad de México frente al Palacio Nacional, mientras familiares, amigos, estudiantes de Ayotzinapa y otras personas continúan buscando justicia y alguna sensación de cierre en el caso envuelto en misterio.

La noche en que desaparecieron, los 43 estudiantes supuestamente fueron entregados a una banda criminal local por la policía municipal corrupta. Ha habido más de 100 arrestos en relación con la desaparición de los estudiantes, pero nadie ha sido juzgado ni condenado por el crimen.

La versión oficial de los hechos del gobierno anterior (la llamada “verdad histórica”) fue ampliamente rechazada, y el gobierno actual inició una nueva investigación y se comprometió a determinar definitivamente qué pasó con los jóvenes. A López Obrador le quedan ahora menos de siete meses en el cargo y, por lo tanto, corre el riesgo de terminar su mandato de seis años sin que el caso se haya resuelto.

El caso es una gran mancha en el historial del ex presidente Enrique Peña Nieto, quien llevaba 22 meses en el cargo cuando los estudiantes desaparecieron. Las protestas masivas celebradas en las semanas y meses posteriores al crimen exigieron la renuncia de Peña, pero el presidente capeó la tormenta (al menos según sus propios cálculos) y completó plenamente su mandato en 2018.

con informes de Reforma y El Economista

ULTIMA FUENTE

Somos un sitio web de noticias nacionales e internacionales que tiene como objetivo proporcionar información precisa, confiable y actualizada sobre una amplia variedad de temas. Nuestro enfoque principal es brindar a nuestros lectores una visión completa de los acontecimientos más relevantes que ocurren tanto en México como en el resto del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No cuentas con el permiso para copiar el contenido de la web.