fbpx
Cultura y Artes

Gary Wright, que tuvo un éxito en los 70 con ‘Dream Weaver’, muere a los 80 años

Gary Wright, un cantautor de mentalidad espiritual que ayudó a modernizar el sonido de la música pop con su uso pionero de sintetizadores mientras creaba éxitos contagiosos y aparentemente ineludibles de la década de 1970 como “Dream Weaver” y “Love Is Alive”, murió el lunes en su casa en Palos Verdes Estates, California. Tenía 80 años.

La causa fueron las complicaciones de la enfermedad de Parkinson y la demencia con cuerpos de Lewy, dijo su hijo Justin.

Wright, criado en Nueva Jersey, saltó a la fama a finales de la década de 1960 después de mudarse a Londres y ayudar a formar la banda británica de rock progresivo de blues Spooky Tooth.

Pronto se hizo amigo de George Harrison, con quien colaboraría frecuentemente a lo largo de los años, incluso tocando teclados en el triple álbum de la obra maestra del ex Beatle, “All Things Must Pass”, lanzado en 1970.

Su larga amistad tendría un impacto duradero tanto en la vida del Sr. Wright como en su música. El señor Harrison le introdujo en el misticismo oriental y le regaló una copia de “Autobiografía de un yogui”, de Paramahansa Yoganandaquien ayudó a popularizar el yoga y la meditación en los Estados Unidos, y Harrison viajó con él a la India.

“Ese fue el camino de su vida después de eso”, dijo Justin Wright en una entrevista telefónica. “En lo más profundo de su ser, estaba buscando algo y esta era la respuesta para él”.

Su despertar espiritual ayudó a generar “Tejedor de sueños”, una canción de su álbum de 1975, “The Dream Weaver”, que llegó N° 7 en la lista de álbumes de Billboard y lo lanzó a la fama. La canción se inspiró en el poema del yogui. “Dios, Dios, Dios” que incluye la línea “Mi mente teje sueños”.

Te puede interesar:  En el Met Roof, escribiendo en el cielo su camino hacia la libertad

El Sr. Wright comienza la canción con la letra: “Acabo de cerrar los ojos otra vez/Subí a bordo del tren del tejedor de sueños/El conductor se lleva mis preocupaciones de hoy/Y deja atrás el mañana”.

El sencillo “Dream Weaver”, arrastrado por una ola de música electrónica exuberante que rozaba lo interestelar, se elevó hasta No. 2 en el Billboard Hot 100 en marzo de 1976. La canción se convirtió en un piedra de toque del rock suave, que aparece en películas como “Wayne’s World” (1992) y “The People vs. Larry Flynt” (1996), así como en un episodio de 2010 (llamado “Dream On”) de la comedia dramática musical. serie de televisión “Glee”.

No fue el único gran éxito de ese álbum. ese julio “El amor está vivo,” como “Dream Weaver”, subió a No. 2 evocando la lánguida sexualidad de la era de los lechos de agua. El Sr. Wright actuó en espectáculos en estadios en el mismo cartel que pesos pesados ​​como Peter Frampton y sídestacándose entre los dioses de la guitarra con su teclado con correa, conocido como keytar.

Si bien sus mayores éxitos se convirtieron en sonidos emblemáticos de la década de 1970, Wright había adoptado un enfoque musical poco convencional en el álbum “The Dream Weaver”: se basó casi por completo en instrumentos de teclado, incluido un sintetizador Minimoog, en lugar de guitarras, presagiando el sintetizador. -Boom pop de principios de los 80.

Gary Malcolm Wright nació el 26 de abril de 1943 en Cresskill, en el noreste de Nueva Jersey. Era el medio de tres hijos de Lou Wright, un ingeniero estructural, y Anne (Belvedere) Wright.

Su madre ayudó a inculcarle el interés por la música y la actuación, lo que lo llevó a recibir lecciones de piano y, finalmente, a audiciones. Sus esfuerzos dieron sus frutos cuando apareció en la trascendental serie de televisión de ciencia ficción. “Capitán Video y sus Video Rangers” y más tarde obtuvo un papel en el musical de Broadway de 1954 “Fanny”, protagonizado por Florence Henderson.

“Originalmente entré en la obra como suplente del papel principal, y luego tomé el papel papel principal del niño”, dijo Wright en una entrevista de 2014 con la revista Smashing Interviews. “Yo tenía sólo 11 y 12 años durante esos años. Fue una experiencia increíble actuar y cantar todas las noches ante un público con entradas agotadas y cantar con una banda orquestal completa”.

A los pocos años, abandonó el escenario y la pantalla “para ser una persona normal en la escuela, practicando deportes y béisbol de ligas menores y ese tipo de cosas”, dijo a Smashing Interviews. Mientras asistía a Tenafly High School, tocó en varios grupos de rock, incluido un dúo llamado Gary y Billy con su amigo de la escuela Bill Markle. Su sencillo “Working After School” se reprodujo en el programa de televisión “American Bandstand”.

Después de la secundaria, el Sr. Wright asistió a William & Mary en Virginia durante un año antes de transferirse a la Universidad de Nueva York, donde cambió su enfoque hacia la medicina. Después de graduarse en 1965, se matriculó brevemente en la escuela de medicina antes de mudarse a Berlín para estudiar psicología.

Te puede interesar:  El Banco Central Europeo mantiene los tipos y sugiere un recorte en junio

Al perder el interés en la vida en la práctica clínica, volvió a la música y ayudó a formar una banda que consiguió seguidores en Europa; en un momento abrió para el grupo de rock Traffic en Oslo. Allí llamó la atención de Chris Blackwell, el fundador de Island Records. Blackwell lo convocó a Inglaterra para unirse a una banda llamada Art, que evolucionó hasta convertirse en Spooky Tooth.

Spooky Tooth se disolvió temporalmente en 1970 y un año después Wright lanzó su primer álbum en solitario, “Footprint”. Ese álbum presentó al Sr. Harrison en la guitarra en la canción “Two Faced Man”, que los dos interpretaron con la banda Wonderwheel del Sr. Wright en “El show de Dick Cavett” en 1971.

Además de su hijo Justin, al Sr. Wright le sobreviven su esposa, Rose (Anthony) Wright; otro hijo, Dorian; una hermana, Lorna Lee; y dos nietos. Sus matrimonios con Christina Uppström, la madre de sus hijos, y Dori Accordino terminaron en divorcio.

Además de su trabajo con Harrison, Wright fue teclista de sesión para Harry Nilsson, BB King y Jerry Lee Lewis, y continuó grabando álbumes en solitario.

En la entrevista con Musoscribe, habló sobre su lanzamiento de 2010, “Connected”, y la canción de apertura del álbum, cargada de ganchos. “Satisfecho”, en términos que podrían haberse aplicado a “Dream Weaver”.

“La palabra ‘gancho’ significa atraer a la gente hacia algo”, dijo. “Cuando escribo canciones, siempre trato de hacerlas de esa manera, pegadizas, para que la gente las recuerde. Estarán más arraigados en la conciencia de la gente”.

ULTIMA FUENTE

Somos un sitio web de noticias nacionales e internacionales que tiene como objetivo proporcionar información precisa, confiable y actualizada sobre una amplia variedad de temas. Nuestro enfoque principal es brindar a nuestros lectores una visión completa de los acontecimientos más relevantes que ocurren tanto en México como en el resto del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No cuentas con el permiso para copiar el contenido de la web.