fbpx
Cultura y Artes

El Smithsonian adquiere la colección Phillis Wheatley, incluido el manuscrito ‘Ocean’

En septiembre de 1773, Phillis Wheatley, una joven esclavizada de Boston, abordó un barco de regreso a Londres, donde había ido para promocionar su próximo libro de poemas, el primero publicado por un estadounidense de ascendencia africana.

No era la primera vez que Wheatley navegaba hacia Boston. Doce años antes, había llegado de África siendo una niña cautiva y fue vendida a una familia prominente, los Wheatley, quienes le pusieron el nombre del barco de esclavos.

Pero en este segundo viaje, Phillis, ahora una celebridad literaria, tomó una pluma y escribió “Océano,” una oda de 70 líneas llena de sueños, asombro y anhelo de libertad.

“Ocean” no se publicó y aparentemente se perdió hasta 1998, cuando el manuscrito apareció en una subasta. Ahora ha sido adquirido por el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana del Smithsonian, como parte de lo que el museo dice será la colección más grande de material de Wheatley en manos públicas.

La colección de 30 artículos incluye periódicos y libros de su vida que contienen poemas de Wheatley y referencias a ella, así como material que documenta su vida literaria en el más allá.

Kevin Young, director del museo, calificó el manuscrito de “Ocean”, uno de los pocos poemas de Wheatley escritos de su propia mano, que se conservan, “impresionante”. Pero lo que realmente “me sorprende”, dijo, fue verlo junto con un número del Boston Evening-Post que señalaba su regreso de Londres.

“Estás viendo su letra y escribiendo en este idioma que había aprendido recientemente y del que se había convertido en defensora”, dijo. “Y aquí está ella, en este momento en el que ha atravesado el océano, lo que inicialmente había hecho de una manera horrible, pero que ahora estaba haciendo como célebre poeta. Siempre pensé en ese momento y en cómo podría haber sido para ella”.

Te puede interesar:  5 series sorprendentes que puedes encontrar en Disney+

En el poema, dijo Young, Wheatley explora el océano como “un espacio de genio”, para “la creatividad y el tipo de libertad que ha encontrado”.

Pero mientras miraba el informe periodístico sobre su llegada, poco antes del Motín del Té de Boston, notó algo más: un anuncio sobre el regreso de una esclava fugitiva, de aproximadamente la edad de Wheatley, llamada Nancy.

“Estas son todas las contradicciones de este momento estadounidense”, dijo Young.

Wheatley ya está representada en la exhibición principal del museo, donde una estatua de ella se encuentra frente a una pared con palabras de la Declaración de Independencia inscritas, con su pluma preparada como para subrayar… ¿o editar? — la paradoja de la libertad junto con la esclavitud.

Cerca se encuentra una copia de su libro de 1773 “Poemas sobre diversos temas, religiosos y morales”, con su famoso retrato en el frontispicio atribuido a Escipión Moorheadun artista negro esclavizado.

Tendemos a pensar en Wheatley, quien correspondió con George Washington, conoció a Benjamín Franklin y llamó (desdeñosamente) la atención de Thomas Jefferson, como una figura singular. “Pero ella era parte de esta comunidad de artistas negros, incluidos los esclavizados”, dijo Young.

Poco después de la publicación de su libro en diciembre de 1773, Wheatley fue manumitida. En 1778 se casó Juan Pedro, un tendero negro gratuito, y comenzó a planificar un segundo libro, que nunca apareció. Los estudiosos creen que tuvo tres hijos que no sobrevivieron la infancia. Murió, empobrecida, en 1784.

La adquisición del museo, realizada principalmente a través del comerciante James Cummins, incluye seis artículos que datan de la vida de Wheatley (incluido “Ocean”, comprado al comerciante Marcos E. Mitchell). Pero también hay elementos que muestran su creciente poder como símbolo, como un folleto de 1930 publicado por el Phillis Wheatley Club de Waycross, Georgia, parte de una red de clubes de mujeres que llevan su nombre.

Te puede interesar:  Los coches eléctricos son aburridos, incluido Tesla Cybertruck

Young, poeta y crítico, se deleitaba especialmente con una esfuerzo académico temprano: “Phillis Wheatley (Phillis Peters): un intento crítico y una bibliografía de sus escritos”, de 1915 (y traducido del alemán).

“Me encanta eso”, dijo.

Durante el movimiento de las Artes Negras de la década de 1960, Wheatley fue desdeñada por algunos intelectuales negros, que la desestimaron como “una de las primeras tías Jemima de Boston”, como dijo uno. Su poema “Sobre ser traído de África a América”, con su gratitud aparentemente aduladora, ha sido considerado quizás el poema más vilipendiado de la literatura estadounidense.

Pero en las últimas décadas, Wheatley ha inspirado a poetas negros como Nikki Giovanni, Honorée Fanonne Jeffers, Amanda Gorman y Jovenque han encontrado corrientes subversivas en sus decorosos versos neoclásicos.

Wheatley es también una piedra de toque en la actual “afrofuturismo”programa, que sitúa la cultura pop contemporánea en el ámbito más amplio de la historia intelectual afroamericana.

El espectáculo, que se podrá ver hasta agosto de 2024, viaja a través del tiempo, desde la obra del erudito inventor Benjamin Banneker. almanaque de 1793 hasta el disfraz de “Pantera Negra” de Chadwick Boseman.

También hay un elemento más aleccionador: el traje de vuelo usado en un campamento de aviación por Trayvon Martin, otro joven viajero, como Wheatley, pero cuyas exploraciones fueron violentamente interrumpidas.

ULTIMA FUENTE

Somos un sitio web de noticias nacionales e internacionales que tiene como objetivo proporcionar información precisa, confiable y actualizada sobre una amplia variedad de temas. Nuestro enfoque principal es brindar a nuestros lectores una visión completa de los acontecimientos más relevantes que ocurren tanto en México como en el resto del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No cuentas con el permiso para copiar el contenido de la web.