fbpx
México

El número de niños sin apoyos gubernamentales aumentó; carecen de ayuda, 18.54 millones.

La Encuesta Nacional de Trabajo Infantil es uno de los pocos instrumentos de medición que tiene el Estado mexicano para documentar y dimensionar cuestiones esenciales de la niñez mexicana. En esta encuesta se muestra, por ejemplo, que la cantidad de niños que trabajan, de acuerdo con la medición ampliada del Instituto, hay más de tres millones de menores en condición de trabajo infantil.

POCOS APOYOS

Una de las frases que más se repiten en la propaganda gubernamental es que, “como nunca, se están dando apoyos al pueblo”; pero ese no es el caso de los niños. En efecto, de acuerdo con el Inegi, entre octubre y diciembre de 2022, de los 28.41 millones de menores de 18 años que había en el país, se contabilizó un total de 18.54 millones que no recibía ningún tipo de ayuda gubernamental (65.25% del total). De esa suma, 14.49 millones eran varones y 13.91 millones eran mujeres. Esa cantidad es la más alta registrada desde el año 2015, y constituye un llamado urgente para que los gobiernos, en todos sus niveles, dejen de violar el principio de la no regresión, y esto particularmente en el nivel federal, donde se cuenta con la mayor cantidad de recursos y programas.

Entre los 9.87 millones (es decir, sólo el 34.75% del total), que sí recibían algún tipo de apoyos, en 7.51 millones de casos se trató de becas escolares; 1.23 millones recibieron algún otro apoyo de gobierno; 745,475 recibían apoyos de familiares, Mientras que 375 mil 813 recibieron algún tipo de ayuda de otras instituciones.

Te puede interesar:  Con 783 millones de personas hambrientas, una quinta parte de los alimentos en todo el mundo van a la basura

A lo anterior debe sumarse la cantidad de 2.15 millones de menores de 18 años que en el último trimestre de 2022 se identificaron como no matriculados en ninguna institución educativa. De ellos, 1.18 millones eran hombres y 961 mil 234 eran mujeres.

Así, pues, al comparar la cifra de 2022 con lo que había acontecido en periodos previos lo que se encuentra es que en octubre-diciembre de 2019, la cifra de menores de 18 años sin apoyos gubernamentales fue de 17.12 millones; en el mismo periodo de 2017 fue de 16.5 millones; mientras que en el mismo periodo de 2015 la cifra fue de 15.12 millones. La cuestión es delicada, pues por la dinámica demográfica del país, en 2022 hay menos menores de 18 años que en 2015.

DURAS CONDICIONES

Es importante decir que, en la medición no amplia del Inegi, se tiene un registro de 2.13 millones de niños que laboran en ocupaciones no permitidas o peligrosas para su edad. De ese total, 703 mil 392 trabajan en el sector agrícola; 265 mil 520 laboran en el sector de la industria manufacturera y extractiva; 148 mil 327 lo hacen en el sector de la construcción; 457 mil 774 en el sector comercio, y 495 mil 524 en el sector de los servicios. Del total de quienes trabajan en actividades peligrosas o no permitidas, 1.53 millones son hombres y 598 mil 659 son mujeres.

Es importante decir igualmente que del total niños en ocupaciones no permitidas o peligrosos, 802 mil 675 no reciben ingreso; 1.20 millones perciben apenas hasta un salario mínimo; 250 mil 84 ganan de uno a dos salarios mínimos y únicamente 24 mil 691 perciben más de dos salarios mínimos.

Te puede interesar:  Firman Renán Barrera y Erik Rihani la Agenda Progreso 2050.

Las niñas y niños de México son las personas más pobres entre los pobres. Por ello es legítimo decir que, desde hace décadas y hasta ahora, la pobreza en nuestro país tiene predominantemente rostro de infancia. Sorprende sobre todo que en los últimos años creció de manera muy importante la cantidad de quienes no recibieron ningún apoyo gubernamental al haber pasado de 17.1 millones en 2019 a 18.54 millones en 2022, un incremento de 8.3% que no tienen acceso a programas públicos. Para la mayoría de nuestras infancias las circunstancias son dramáticas y es urgente hacer mucho más para protegerles.

De acuerdo con el Inegi, la mayoría de las niñas y niños que laboran en nuestro país lo hacen en actividades no permitidas o peligrosas, según con lo que establece la ley. Lamentablemente, vivimos en un país con tantas desigualdades y carencias, que se ha normalizado y hasta se han generado narrativas que legitiman la presencia del trabajo infantil. Lo que ocurre es, sin embargo, inaceptable; todas las niñas y niños deberían tener garantizados todos sus deberes y sólo participar en el cumplimiento de deberes que resulten, por un lado, formativos, y por el otro, que no pongan en riesgo su adecuado desarrollo psicoemocional. Lo que más urge, por supuesto, es la erradicación de las peores formas de trabajo infantil; una agenda que en la presente administración definitivamente se abandonó.

TE RECOMENDAMOS: Austeridad y apoyos, prioridades para 2024; presupuesto de egresos

cva

ULTIMA FUENTE

Somos un sitio web de noticias nacionales e internacionales que tiene como objetivo proporcionar información precisa, confiable y actualizada sobre una amplia variedad de temas. Nuestro enfoque principal es brindar a nuestros lectores una visión completa de los acontecimientos más relevantes que ocurren tanto en México como en el resto del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No cuentas con el permiso para copiar el contenido de la web.