fbpx
Cultura y Artes

Missy Elliott y Willie Nelson se unen al Salón de la Fama del Rock & Roll

El Salón de la Fama del Rock & Roll incorporó a su 38ª promoción anual de héroes musicales el viernes en el Barclays Center de Brooklyn, en una noche dominada por mujeres fuertes y gigantes de géneros que la institución había tratado durante mucho tiempo como adyacentes al rock.

Los últimos incorporados a la categoría de artistas emblemáticos incluyeron a Willie Nelson, el ícono country de 90 años; Missy Elliott, la primera rapera del salón; la cantautora Sheryl Crow; George Michael, el cantante pop más grande de Wham! quien se convirtió en uno de los primeros héroes abiertamente homosexuales del pop; el acto vocal soul The Spinners; Kate Bush, la ecléctica intérprete británica, que no asistió; y los agitadores políticos Rage Against the Machine, que estuvieron representados únicamente por su guitarrista, Tom Morello.

En otras categorías, la sala incorporó al DJ Kool Herc, quien presidió la fiesta fundacional del hip-hop hace 50 años; el guitarrista de rockabilly Link Wray; el vivaz cantante de R&B Chaka Khan; Al Kooper, uno de los músicos de rock más viajados, que tocó con Bob Dylan, los Rolling Stones y muchos otros; Bernie Taupin, compañero compositor de toda la vida de Elton John; y Don Cornelius, creador y presentador del programa de televisión “Soul Train”.

La incorporación se produjo menos de dos meses después de que el Rock Hall expulsara a Jann Wenner, uno de sus fundadores, quien hizo comentarios despectivos sobre las artistas femeninas y negras como parte de una entrevista del New York Times. La clase de este año demostró el reciente compromiso de la organización con la inclusión, pero la noche no terminó sin una referencia mordaz a la controversia.

“Me siento honrada de estar en la promoción de 2023, junto a un grupo de mujeres profundamente ‘articuladas’ y artistas negros destacados y ‘articulados’”, dijo Taupin, haciéndose eco de los comentarios de Wenner en la entrevista.

Éstos son algunos de los aspectos más destacados del programa.

Algunas de las presencias más imponentes fueron artistas fuera de los límites tradicionales del rock ‘n’ roll que reclamaron con orgullo su lugar en la historia de la música.

En un espectáculo digno de un estadio que comenzó con su propio reloj de cuenta regresiva, Elliott llegó al escenario poco después de la medianoche vestida de oro y rodeada por una falange de bailarines de respaldo. Después de un giro enérgico a través de versiones abreviadas de canciones como “Get Ur Freak On”, “The Rain (Supa Dupa Fly)” y “Work It”, se emocionó en el podio y reveló que esta era la primera vez que su madre había visto su actuación. (Elliott no había querido rapear discos atrevidos delante de su madre porque “ella es de la iglesia”, dijo entre risas).

Te puede interesar:  El libro cobró vida

Mencionó a mujeres innovadoras que “me dieron sus hombros para apoyarme”, incluidas Pepa, Queen Latifah (quien la incorporó) y Roxanne Shante, y señaló que en el 50 aniversario del hip-hop, sintió la magnitud del momento: “Simplemente Siento que estás muy lejos cuando estás en el mundo del hip-hop, y estar aquí significa mucho para mí”.

Anteriormente, Nelson se sentó con cara de piedra, con su característico pañuelo rojo y largas trenzas, mientras Dave Matthews daba un discurso de inducción incoherente pero afectuoso, elogiando la longevidad y la historia de activismo de Nelson, y su conocida inclinación por la marihuana.

Nelson, quien ha sido miembro del Salón de la Fama de la Música Country durante 30 años, fue al grano en un breve discurso de aceptación y dijo: «Nunca presté mucha atención a las categorías, y no estoy seguro de que los fans tampoco lo hicieran». A los 90 años, el amor de Nelson por la actuación todavía era palpable. Sentado y tocando una desgastada guitarra acústica, interpretó ágilmente riffs y solos, guiando a su banda en clásicos como “Whiskey River”, “On the Road Again” y, junto con Crow, “Crazy”, su canción que Patsy hizo famosa. Clina.

Tan recientemente como 2016, hubo años en los que la sala no acogió a ninguna mujer. Pero el viernes tuvieron una fuerte presencia y se honraron mutuamente en el escenario y con declaraciones de apoyo.

La noche comenzó con Crow, quien comenzó su carrera como corista de Michael Jackson antes de lanzarse por su cuenta en la década de 1990 con éxitos como «All I Wanna Do». Olivia Rodrigo, la estrella del pop de 20 años, se unió a ella en el escenario para interpretar a dúo “If It Makes You Happy”, una poderosa balada sobre la vulnerabilidad. Y Stevie Nicks de Fleetwood Mac, con encaje negro y guantes sin dedos, cantó con Crow en “Strong Enough”.

Te puede interesar:  La inquietante verdad en el centro del caso Giuliani

En un segmento de video, Nicks llamó a Crow «todo lo que toda niña debería querer ser». En su discurso de aceptación, Crow agradeció a sus padres “por todos los años de amor incondicional” y agregó “y las lecciones de piano”.

Khan cantó sus éxitos «Ain’t Nobody» y «Sweet Thing» con HER y «I’m Every Woman» con la cantante y compositora pop Sia, quien subió al escenario con una peluca gigantesca de los colores del arco iris que oscurecía su rostro. Al aceptar su honor, Khan pasó gran parte de su tiempo elogiando a Jazmine Sullivan, la cantante de R&B que la presentó.

Queen Latifah presentó a Elliott señalando todos los límites que había roto: «Missy nunca ha tenido miedo de hablar sobre las ideas preconcebidas, los estereotipos, la cadena de misoginia y los obstáculos que se han puesto en el camino de las mujeres».

La ceremonia se definió tanto por quién no estuvo presente como por quién sí.

Bush, que saltó a las listas el año pasado cuando una canción de hace décadas, «Running Up That Hill (A Deal With God)», fue utilizada en el programa de televisión «Stranger Things», no asistió. Tampoco tres de los cuatro miembros de Rage Against the Machine. Y algunos de los aplausos más estruendosos en la arena fueron para Michael, quien murió en 2016.

Bush, que no ha actuado en público en nueve años, fue celebrada por su visión singularmente oscura y teatral. La cantante St. Vincent, con los ojos muy abiertos mirando al frente, interpretó “Running Up That Hill” con un top negro de encaje abullonado. en un declaración publicada en su sitio web El viernes, Bush agradeció al Rock Hall por darle la bienvenida a “la tribuna más extraordinaria de talento abrumador”.

Michael fue presentado por Andrew Ridgeley, su amigo de la infancia y socio en Wham!, quien apareció con un impecable traje de tres piezas de color púrpura. Habló del intenso impulso de Michael por la fama, así como de su talento en el estudio como escritor y productor, y agregó: «Su belleza brindaba bálsamo y socorro al oyente».

Te puede interesar:  Líderes del PRI encabezan lista de candidatos plurinominales, garantizan asientos en el Congreso.

Aunque Rage Against the Machine no actuó, Morello pronunció un encendido discurso tras la incorporación de Ice-T que respaldó el poder de la música para provocar el progreso. “¿Puede la música cambiar el mundo?” dijo, salpicando sus comentarios con blasfemias. «La totalidad [expletive] El objetivo es cambiar el mundo”, proclamó.

Algunos de los momentos más conmovedores se produjeron en celebraciones de personas que nunca fueron estrellas de renombre. Estos cumplieron una de las misiones clave del Rock Hall de contextualizar la historia de la música pop y arrojar luz sobre figuras cuya influencia fue mayor que su fama.

Los Spinners comenzaron como un grupo de doo-wop en Michigan en la década de 1950, luego pasaron años sin fama en Motown antes de firmar con Atlantic Records y hacer una serie de éxitos que definieron el soul de Filadelfia. DJ Kool Herc, que subió al escenario con un bastón, fue honrado como padre del hip-hop y pronunció un discurso entre lágrimas agradeciendo a varias personas a lo largo de su vida, incluidos artistas como James Brown y Harry Belafonte.

En un vídeo que presenta a Link Wray, el guitarrista de rockabilly cuyo gruñón instrumental de 1958 “Rumble” se convirtió en un éxito controvertido (fue prohibido en algunas ciudades por temor a que incitara a la violencia), Jimmy Page de Led Zeppelin llamó a Wray “mi héroe”, diciendo la canción le enseñó “el drama que se puede montar con seis cuerdas”. Luego apareció en el escenario de Barclays, liderando una interpretación de “Rumble” con un combo de rockabilly de tres integrantes.

John contó cómo su colaboración de 56 años como compositor con Taupin comenzó de forma aleatoria, cuando una compañía discográfica los unió, y habló apasionadamente sobre el papel subestimado de los letristas. Luego, al piano, John interpretó conmovedoramente “Tiny Dancer”, una de sus colaboraciones más duraderas.

Taupin resumió su discurso con un llamamiento a aceptar las fronteras omnicomprensivas de la música pop.

“Significa que no habrá muros ni esnobismo inherente”, dijo. «Significa que estamos todos juntos en esto».

Caryn Ganz y Emmanuel Morgan contribuyeron con el reportaje.

ULTIMA FUENTE

Somos un sitio web de noticias nacionales e internacionales que tiene como objetivo proporcionar información precisa, confiable y actualizada sobre una amplia variedad de temas. Nuestro enfoque principal es brindar a nuestros lectores una visión completa de los acontecimientos más relevantes que ocurren tanto en México como en el resto del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba