fbpx
Cultura y Artes

La magia de Pixar regresó a lo grande

Pixar atraviesa horas bajas. Desde el hecho que pocas de sus películas han llegado al cine durante los últimos cinco años, hasta la polémica alrededor de la mayoría de ellas. El estudio conocido por su creatividad y aportes al cine animado, parece haber perdido su magia al intentar combinar el mundo adulto con el infantil. Un experimento en guion y en el apartado visual, que por años había sido exitoso. Pero ya sea por la repetición en la fórmula al contar sus historias o solo, por hacerse predecible, perdió la capacidad de cautivar a su público.

Por lo que el aparente fracaso inicial de Elemental, no sorprendió a nadie. La vigésima séptima película del estudio, debutó con críticas mixtas. Mucho más en Cannes, en la que recibió demoledoras reseñas que la llevaron a una decepcionante calificación de 57% de apreciaciones positivas en Rotten Tomatoes.

Pero lo que fue aún peor, la mayoría de los expertos y periodistas especializados, insistieron en que la película carecía de atractivo, encanto u originalidad. Una simple historia de amor en un ambiente fantástico, repetido hasta el cansancio por Pixar en el pasado. Para cuando se estrenó en el resto del mundo, recaudó 29,5 millones de dólares en su primer fin de semana, una cifra muy debajo del resto de las películas de la compañía.

Sin embargo, en los meses siguientes, la cinta se reivindicó. La crítica mundial tuvo mejor opinión de ella que la del festival francés. Lo que le permitió aumentar su promedio de reseñas positivas a 76% en Rotten Tomatoes. Además, la calificación de la audiencia, le brindó un 92% de aprobación. Pero lo más sorprendente, fue que de un debut modesto, el largometraje no dejó de estar entre los más taquilleros por casi dos meses. Algo que le permitió convertirse en un éxito poco común, que ocurrió con lentitud y terminó en un triunfo que nadie esperaba. Un fenómeno en el negocio del entretenimiento.

Te puede interesar:  Frank Stella, artista imponente y maestro de la reinvención, muere a los 87 años

La escasa recaudación inicial de Elemental, pareció demostrar que el estudio había perdido su capacidad de atraer el público en salas. El anterior proyecto en llegar a la pantalla grande, Lightyear, se convirtió en un fracaso controvertido. Además, de un escándalo que llevó a cuestionar públicamente la habilidad de Pixar para recuperarse luego del parón de la pandemia.

Cómo se recordará, tanto Soul, como Luca y Red, fueron estrenadas en Disney+, lo que convirtió el pobre desempeño del spin off de Toy Story en una señal de alerta. Una que pareció incrementarse con lo sucedido con Elemental tanto en Cannes como en su primer fin de semana de estreno.

Pero, la historia de amor entre una criatura de fuego y otra de agua, que era mucho más que un debut decepcionante. Gradualmente, el boca a boca y las buenas reseñas, permitieron a la cinta permanecer en las listas de las más vistas. Incluso en medio de otros estrenos mayores.

Con un poder de permanencia pocas veces visto en otras películas, cuya tendencia es a la de caer en las cifras de taquilla, Elemental remontó en su segunda semana. Al contrario de The Flash o Ant-Man y la Avispa: Quantumania, que perdieron a gran parte del público casi de inmediato, el animado siguió siendo atractivo. Con pequeñas caídas porcentuales, nunca estuvo más allá de las diez películas más taquilleras en las siguientes cuatro semanas de su estreno.

Incluso, fuera de las fronteras norteamericanas, tuvo un sólido éxito en distintos mercados, en especial en Corea del Sur, México, Francia y el Reino Unido. Particularmente, entre el público surcoreano, se convirtió en uno de los éxitos del año con 48 millones de dólares en recaudación.

Te puede interesar:  El extático regreso de Kamasi Washington y 9 canciones nuevas más

Pero sobre todo, la película logró reivindicar su, en apariencia, sencilla historia de amor. La alegoría a la migración, la soledad y la discriminación en una ciudad fantástica habitada por criaturas de aire, tierra, fuego y agua cautivó. De su apartado visual, en la que Pixar demostró un nuevo nivel de imaginación e inventiva para narrar hasta su sensible punto de vista sobre temas complejos. Elemental sorprendió por ser una historia subestimada, que encontró su lugar en un año de fracasos en recaudación.

No hay una sola explicación que permita entender el éxito de Elemental, que terminó por recaudar más de 460 millones de dólares antes de su llegada a Disney+. Con menos de la mitad de esa cifra como presupuesto, la cinta es un éxito que demostró que podía revertir los factores en su contra.

Con una historia de amor narrada entre alegorías sobre temas adultos y una animación que resulta incluso destacada en los altos estándares del estudio, Elemental encontró a su audiencia. Un triunfo que, en una época en que nada parece seguro en el mundo cinematográfico, es más significativo que nunca.

ULTIMA FUENTE

Somos un sitio web de noticias nacionales e internacionales que tiene como objetivo proporcionar información precisa, confiable y actualizada sobre una amplia variedad de temas. Nuestro enfoque principal es brindar a nuestros lectores una visión completa de los acontecimientos más relevantes que ocurren tanto en México como en el resto del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No cuentas con el permiso para copiar el contenido de la web.