fbpx
Política

El Partido Republicano de la Cámara de Representantes publica artículos de juicio político en un intento por expulsar a Mayorkas de Seguridad Nacional del otro lado de la frontera

Los republicanos de la Cámara de Representantes publicaron el domingo dos artículos de juicio político contra el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, mientras prometían seguir adelante rápidamente con los esfuerzos del año electoral para derrocarlo por lo que llaman su fracaso en la gestión de la frontera entre Estados Unidos y México. La rara medida contra un miembro del gabinete provocó la indignación de los demócratas y de la agencia como un truco motivado políticamente que carece de base constitucional para destituir a Mayorkas de su cargo.

Los republicanos sostienen que Mayorkas es culpable de “crímenes graves y faltas menores” que equivalen a una “negativa deliberada y sistémica a cumplir con la ley” sobre inmigración y una “violación de la confianza pública”. El juicio político, dicen, es “la única opción viable del Congreso”.

“Alejandro N. Mayorkas se negó deliberada y sistemáticamente a cumplir las leyes de inmigración, no controló la frontera en detrimento de la seguridad nacional, comprometió la seguridad pública y violó el estado de derecho y la separación de poderes establecidos en la Constitución, en perjuicio manifiesto del pueblo de Estados Unidos”, dice la resolución de impeachment.

Sólo una vez en la historia de Estados Unidos un secretario del gabinete ha sido acusado: William Belknap, secretario de guerra del presidente Ulysses Grant, en 1876, por sobornos en contratos gubernamentales. Perseguir a un funcionario por una disputa política, en este caso por la afirmación de que Mayorkas no respeta las leyes de inmigración, no tiene precedentes.

Desde que tomaron el control de la Cámara en 2023, los republicanos han presionado para destituir a Mayorkas. El anuncio del domingo se produce cuando su otra campaña de juicio político, para acusar al presidente demócrata Joe Biden en relación con los negocios de su hijo Hunter, ha tenido dificultades para avanzar.

Pero los republicanos han actuado rápidamente contra Mayorkas después de una serie de audiencias en las últimas semanas. Todo llega en un momento en que la seguridad fronteriza y la inmigración son temas clave en la campaña de 2024 y cuando Donald Trump, el favorito para la nominación presidencial republicana, promete lanzar la “operación de deportación más grande” en la historia de Estados Unidos si regresa a la casa Blanca.

Te puede interesar:  Se prevé una fuerte disputa por puestos en el gobierno; el Plan C está en riesgo.

El Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, controlado por los republicanos, votará el martes sobre los artículos del impeachment, con el objetivo de enviarlos al pleno de la Cámara para su consideración. El presidente Mike Johnson, republicano por Luisiana, ha dicho que la Cámara procederá lo antes posible con una votación posterior.

La aprobación requiere sólo una mayoría de la Cámara. El Senado celebraría un juicio y se necesita el voto de dos tercios para ser declarado culpable, un resultado sumamente improbable en el Senado controlado por los demócratas.

El impulso del Partido Republicano también llega en un momento curioso para Mayorkas.

Incluso mientras la Cámara está tomando medidas para intentar destituirlo de su cargo, Mayorkas ha estado involucrado en arduas negociaciones con senadores que buscan llegar a un acuerdo bipartidista sobre política fronteriza. Ha recibido elogios de los senadores por su participación en el proceso.

Los demócratas han criticado el proceso de impeachment, calificándolo de pérdida de tiempo cuando los legisladores deberían trabajar juntos para resolver los problemas. También dicen que los republicanos son parte de los problemas en la frontera, y los republicanos atacan a Mayorkas incluso cuando no le han dado a su departamento las herramientas que necesita para manejar la situación.

“No quieren solucionar el problema; quieren hacer campaña sobre él. Es por eso que han socavado los esfuerzos para lograr soluciones bipartidistas e ignorado los hechos, los juristas y expertos, e incluso la propia Constitución en su intento de impugnar sin fundamento al Secretario Mayorkas”, dijo el departamento en un comunicado el domingo.

El representante de Mississippi Bennie Thompson, el demócrata de mayor rango en el comité de la Cámara de Representantes, dijo que la resolución del Partido Republicano no tenía “ni una pizca de evidencia de crímenes o faltas graves: el estándar constitucional para el juicio político”.

Te puede interesar:  El ex juez Breyer dice que está dispuesto a apoyar un límite de edad para la Corte Suprema

Los dos artículos marcan la culminación de un examen de aproximadamente un año por parte de los republicanos sobre el manejo de la frontera por parte del secretario y lo que describen como una crisis provocada por la propia administración. Los republicanos sostienen que la administración y Mayorkas específicamente se deshicieron de las políticas vigentes durante el gobierno de Trump que controlaban la migración o promulgaron políticas propias que alentaron a inmigrantes de todo el mundo a llegar ilegalmente a Estados Unidos a través de la frontera sur. También acusaron a Mayorkas de mentirle al Congreso, señalando comentarios sobre la seguridad de la frontera o sobre la investigación de antecedentes de los afganos transportados por aire a Estados Unidos.

Citan un número creciente de migrantes que en ocasiones han superado la capacidad de las autoridades de Aduanas y Protección Fronteriza para atenderlos y procesarlos. Los arrestos por cruces ilegales superaron los 2 millones en cada uno de los dos últimos años presupuestarios del gobierno estadounidense. En diciembre, los arrestos por cruces ilegales de la frontera desde México alcanzaron un máximo histórico desde que se publicaron las cifras. La acumulación de personas en los tribunales de inmigración ha aumentado en 1 millón durante el último año presupuestario.

En los artículos, los republicanos argumentan que Mayorkas está violando deliberadamente las leyes de inmigración aprobadas por el Congreso, como las que exigen la detención de inmigrantes, y que a través de sus políticas ha surgido una crisis en la frontera. Lo acusan de liberar a inmigrantes sin medios efectivos para asegurarse de que se presenten ante el tribunal o sean expulsados ​​del país. Citaron un memorando del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas escrito por Mayorkas que establece prioridades sobre a quién debe dirigirse la agencia para los procedimientos de ejecución como prueba de que está permitiendo que personas que no tienen derecho a hacerlo se queden en el país.

También atacaron el uso por parte de la administración de la autoridad de libertad condicional humanitaria, que permite al secretario del DHS admitir a ciertos inmigrantes en el país. Los republicanos dijeron que la administración Biden esencialmente ha creado un programa de libertad condicional masiva que pasa por alto al Congreso. Citaron ciudades como Nueva York, que han luchado con un gran número de inmigrantes, gravando los sistemas de vivienda y educación, como prueba de los costos financieros que está asumiendo la inmigración.

Te puede interesar:  Sergio Vadillo atiende las demandas del II Distrito.

Los demócratas, así como Mayorkas, han argumentado que no son las políticas de la administración las que están provocando que la gente intente migrar a Estados Unidos, sino que el movimiento es parte de una migración masiva global de personas que huyen de guerras, inestabilidad económica y represión política. Han argumentado que Mayorkas está haciendo lo mejor que puede para gestionar la seguridad fronteriza, pero con un sistema que no se ha actualizado en décadas y que carece crónicamente de fondos suficientes.

El domingo, el departamento citó un gran número de personas que fueron expulsadas del país, especialmente durante aproximadamente los últimos seis meses, y sus esfuerzos para abordar el contrabando de fentanilo como prueba de que el DHS no está eludiendo sus deberes fronterizos. Y, dijeron, ninguna administración ha podido detener a todas las personas que cruzan la frontera ilegalmente, citando capacidades espaciales. En cambio, se centran en aquellos que plantean amenazas a la seguridad.

“Un estándar que requiera una detención del 100% significaría que el Congreso debería haber impugnado a todos los secretarios del DHS desde que se fundó el Departamento”, dijo la agencia en el comunicado.

Fue hace casi 150 años, cuando la Cámara votó unánimemente a favor de acusar a Belknap sobre cinco artículos de juicio político que indicaban que había ignorado criminalmente sus deberes en el Gabinete y había utilizado su cargo para beneficio privado. Belknap había dimitido ese mismo día, 2 de marzo de 1876. Después de un juicio en el Senado, una mayoría de senadores votó a favor de condenarlo, pero no tuvieron suficientes votos para alcanzar la mayoría necesaria de dos tercios y Belknap fue absuelto.

ULTIMA FUENTE

Somos un sitio web de noticias nacionales e internacionales que tiene como objetivo proporcionar información precisa, confiable y actualizada sobre una amplia variedad de temas. Nuestro enfoque principal es brindar a nuestros lectores una visión completa de los acontecimientos más relevantes que ocurren tanto en México como en el resto del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No cuentas con el permiso para copiar el contenido de la web.