fbpx
Ciencia y Tecnología

Abogando por la lucha contra el cambio climático desde la perspectiva de la aviación privada

Desde que Bill Gates dejó el timón de Microsoft en manos de Steve Ballmer, ha dedicado todo su tiempo a proyectos de filantropía relacionados con la educación y el desarrollo en las zonas más pobres del planeta y en encontrar soluciones innovadoras contra el cambio climático.

El millonario ha declarado en numerosas ocasiones su intención de donar el 99% de su fortuna a causas benéficas y a fomentar iniciativas desde la Fundación Bill y Melinda Gates para mejorar la vida de las personas.

Sin embargo, en ocasiones toda esa filantropía choca de bruces contra la dura realidad y debe elegir entre moverse con rapidez entre distintos puntos del planeta para conseguir los apoyos necesarios para lograr un futuro más sostenible, o pasar media vida en el mar a bordo de un velero al estilo de Greta Thunberg para reducir tu huella de carbono y no emitir más CO2 de lo estrictamente necesario.

En una visita a Kenia, Bill Gates concedió una entrevista a la BBC en la que se preguntó sobre la disyuntiva al viajar en un jet privado promoviendo la reducción del impacto medioambiental.

Jets privados: la herramienta de Bill Gates para salvar el planeta

La respuesta de Bill Gates a una pregunta tan directa no se quedó atrás. El millonario respondió que él “no era parte del problema” y continuó con su respuesta. “Contribuyo financiando a Climeworks para realizar una captura directa del CO2 del aire que supera con creces la huella de carbono de mi familia y gasto miles de millones de dólares en innovación climática”.

Te puede interesar:  Nirvana Hank, la hija del magnate, en problemas por un vídeo viral

Climateworks es una empresa que utiliza un sofisticado sistema de filtrado de aire contaminado con el que se consigue “purificar” el aire de la atmósfera, para compensar la contaminación que genera la actividad de las empresas o, en su caso, de los vuelos en jet privado de Bill Gates. El modelo de Climaworks se basa en la misma dinámica de la compra de cuotas de emisión entre países, que permite a los más contaminantes pagar a los menos por sus cupos de emisiones. Un sistema que, a todas luces, no está sirviendo para reducir las emisiones de CO2  en la atmósfera.

Gates nunca ha ocultado su preferencia por el jet privado como la forma rápida para moverse por todo el mundo e incluso ha hablado abiertamente de ello en las habituales charlas que el millonario solía mantener con los usuarios de Reddit en el pasado.

«Me siento cómodo con la idea de que, no sólo no soy parte del problema al pagar las compensaciones, sino también a través de los miles de millones que está gastando mi innovador grupo energético, soy parte de la solución», dijo Gates al entrevistador de la BBC.

En una intervención en un podcast de Bloomberg, Bill Gates consideraba su jet privado como una herramienta necesaria para su labor filantrópica alrededor del mundo. «La innovación no es sólo un proceso de emisión de cheques para financiar ideas. El coste de luchar contra la crisis climática es mucho mayor de lo que cualquiera podría financiar».

Te puede interesar:  Moda nupcial: Los novios optan por looks personalizados en lugar de esmoquin negros

Bill Gates es consciente de que el jet privado no es el medio de transporte más sostenible, y considera que el fin justifica los medios. «Warren Buffett bautizó a mi avión como Indefendible. Llego a muchos lugares para trabajar en la Fundación a los que no podría ir sin él». El fundador de Microsoft trata de compensar sus desplazamientos en su avión con iniciativas como la que propone la organización Breakthrough Energy Coalition, que pretende involucrar a los países en el desarrollo de energías limpias.

A Bill Gates se le atribuye una colección de jets privados que poco tendrían que envidiar los fundadores de Google. El avión privado más grande en el que se ha visto a Bill Gates es un Bombardier BD-700 Global Express que costó unos 40 millones de dólares y tiene capacidad para 19 personas. Este avión permite volar largas distancias sin escalas, por lo que resultaría perfecto para los viajes internacionales del millonario y su equipo.

Sin embargo, como inversor de la empresa de servicios de jet privados Signature Aviation, también tendría a su disposición dos Gulfstream G650ER para vuelos de media distancia; dos Bombardier Challenger 350 para vuelos transoceánicos; un hidroavión Cessna y una colección de helicópteros para lugares de difícil acceso.

En Xataka | La mina de dólares de Bill Gates: cómo ha logrado aumentar su fortuna durante más de veinte años seguidos

Imagen | Flickr (First Minister of Scotland, Paolo Cerutti)

ULTIMA FUENTE

Somos un sitio web de noticias nacionales e internacionales que tiene como objetivo proporcionar información precisa, confiable y actualizada sobre una amplia variedad de temas. Nuestro enfoque principal es brindar a nuestros lectores una visión completa de los acontecimientos más relevantes que ocurren tanto en México como en el resto del mundo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba